8 Métodos para 4 manos

4manosCon este título tan peliculero espero haber captado vuestra atención, marketing si queréis pero justificado, primero porque este artículo versa sobre los “8 Métodos de Disco” (Ba Pan Jia Dingbu) y “Las 4 Manos” (Sizheng Tuishou), segundo porque lamentablemente hace falta mucho marketing para que el grueso de los practicantes de Tai Chi Chuan se interesen por el empuje de manos, y encima lo quieran aprender de forma seria y sistemática sin utilizar adornos ni técnicas efectistas, poniendo a prueba su paciencia y constancia. Continuar leyendo «8 Métodos para 4 manos»

Principios para la práctica del Tuishou

practicar-tuishouCuando la gente aprende tuishou es normal ver que en su proceso de entrenamiento se pase de hacer círculos básicos a una o dos manos y con suerte algo de “4 manos” a trabajar “libre” y a ser totalmente competitivos. El problema es que las diferencias que hay entre las técnicas que aprenden y las que practican en el “empuje libre” son tan grandes que parecen dos actividades completamente diferentes.

Aprender a trabajar libre es un proceso lento en el que la libertad se va introduciendo de manera muy gradual. Moverse de manera libre implica, no sólo tener unas habilidades técnicas determinadas, sino también tener un adecuado proceso de toma de decisiones que del mismo modo se debe entrenar de manera sistemática.

Vamos a tomar como punto de partida para presentar este método a una persona que ya ha realizado un entrenamiento técnico adecuado que quiere empezar a realizar tuishou libre. Es una insensatez comenzar a hacer este trabajo antes de haber desarrollado ciertas destrezas, porque si así fuera, sería incapaz de aprender después toda la base que necesitará. Para ello contamos con que ha realizado un estudio sobre la mecánica básica del tuishou mediante los 8 Métodos de Disco o cualquier otra metodología completa y coherente y ya con una base sólida, domina el trabajo del Sizheng Tuishou (Cuatro Manos), que nos servirá como vehículo sobre el que desarrollaremos este proceso.

El primer paso sería trabajar, siempre sobre el círculo de 4 manos de manera que uno de los participantes realiza el estudio y el otro colabora dejando que su compañero trabaje. Se puede elegir un cambio concreto de la dirección del círculo o un momento en particular del método y ahí tratará de buscar diferentes aplicaciones o técnicas. Esto lo realizará durante un tiempo pactado en el que el compañero sólo se preocupará de hacer el ejercicio simple y dejar que el que esté estudiando se pueda tomar el tiempo que necesite para buscar el momento, los ángulos, experimente variaciones, etc. Una vez pasado el tiempo, se intercambian los papeles. Es importante en esta fase centrarse sólo en buscar variaciones de un mismo tema y no utilizar diferentes momentos del círculo o distintos cambios en cada intento. El objetivo del ejercicio es aprender a identificar una zona o sensación concreta y desde ahí estudiar que posibilidades ofrece ese momento en particular. Si se cambia constantemente el lugar de estudio sin alcanzar el entendimiento adecuado, no se podrá alcanzar el objetivo de manera apropiada.

El siguiente paso es una evolución del anterior. En la primera etapa se busca ser capaz de identificar el lugar y momento en el que realizar la aplicación y podemos sacar al compañero. En este momento, el que realiza el estudio es responsable de traer de vuelta al compañero al círculo de cuatro manos. Lo que se practica en este estadio es a realizar con más control las aplicaciones, pues no queremos perder la conexión con el compañero, y a desarrollar más en profundidad la habilidad de manipular la estructura del oponente, en este caso, mediante el volver a traerle al centro.

En una tercera etapa, ambos practicantes pueden desarrollar sus técnicas. Cada uno tendrá su objetivo particular o zona de estudio. Se puede decidir si hacer de manera alternada o cada uno cuando encuentre la oportunidad. En este momento, el compañero sigue cooperando con el que está estudiando la técnica, es decir, en el momento en el que uno de los dos inicia una acción, el otro se deja hacer para permitir el estudio de la técnica completa.

En el cuarto nivel, el compañero deja de cooperar y trata de resistir las técnicas que le hacen. En un primer momento se pueden seguir alternando los turnos de estudio haciendo que uno de los practicantes realice 3 o 4 técnicas de seguido y el otro resista y más adelante permitir la posibilidad de realizar la técnica en cuanto uno de los dos encuentre el momento.

Hasta este momento la intensidad del trabajo debe ser suave. Se está buscando estudiar la técnica y explorar las diferentes posibilidades. Es fundamental en este proceso un compañero colaborador ya que en el momento en el que empiece a haber cierta competición en la práctica, de manera automática se pierde la posibilidad de estudiar correctamente.

A partir de este momento ya se puede empezar a ser más competitivo, pero sin perder de vista el objetivo. Todavía no estamos trabajando del todo libre aunque ambos practicantes estén tratando de encontrar el momento de realizar una técnica al compañero y evitar que se la hagan, porque siempre se acaba volviendo al ejercicio de 4 manos una vez que la acción ha terminado o no ha tenido éxito.

Practicar de esta manera permite que si el nivel de uno de los practicantes es mucho más alto, poder bajar la online casino intensidad para permitir que el compañero pueda estudiar, o cambiar su modo de entrenamiento para practicar una actitud más defensiva, tratar de trabajar estar más conectado, dejarse llevar a situaciones peligrosas y trabajar como retomar el control, etc. Siempre se puede plantear el entrenamiento como una situación a la que sacar provecho.

Si algo no funciona o no se es capaz de realizar, este tipo de trabajo te permite seguir estudiándolo. Realizar tres o cuatro experimentos con la colaboración del compañero te pueden permitir conocer los fallos y aprender a solucionarlos. Todo el ejercicio debe ser un laboratorio que nos permita estudiar los procesos hasta llegar a las conclusiones que buscamos.

Este trabajo aproxima al practicante al tuishou libre de manera gradual, permitiendo que vaya siendo capaz de dominar los distintos niveles añadiendo grados de libertad de manera progresiva facilitando su dominio al poderse centrar en problemas concretos de uno en uno. En todo el proceso es fundamental seguir un buen método y realizar acuerdos con el compañero para establecer los objetivos de la sesión de entrenamiento, dejando claro que es lo que se puede y lo que no se puede hacer para no desviar la práctica.

Al practicar lo ideal es estar un 80% del tiempo estando pegados y conectados, sintiendo lo que está pasando, un 15% tratando de buscar el centro y un 5% haciendo técnicas. Sin embargo lo que nos encontramos muy a menudo es un 95% del tiempo tratando de empujar, un 5% buscando el centro y 0% en tratar de establecer conexión y sentir que es lo que sucede. Si una persona del segundo tipo practica con una del primero, puede que a corto plazo haya desarrollado ciertas habilidades, disponga de unos cuantos trucos entrenados muy útiles, tenga piernas fuertes o flexibles y consiga desplazar al primero, pero a largo plazo, no tendrá ninguna oportunidad. Con cada empujón desarrolla su ego, pero no su arte. Esas habilidades no perduran en el tiempo y sólo la destreza basada en el verdadero entendimiento del taijiquan, permite seguir siempre avanzando y desarrollando una pericia cada vez mayor.

Trabajar de esta manera, conectarse, sentir, tratar de saber lo que es real, quizá no sea tan satisfactorio como ser capaz de empujar al oponente, pero permite desarrollar verdaderas habilidades. Hacer del círculo de 4 manos el centro del entrenamiento, incluso en el estilo libre, nos permite mantener ese 80% de sentir que es lo que pasa, que es real. Y al final, no será necesario empujar al oponente, el mismo te ofrecerá su centro.

Javier Arnanz
Instituto Movimiento y Salud

Empuje de manos a pie fijo de las 8 Estructuras de Disco – Método 4

Con los métodos anteriores aprendimos a trabajar con empujes rectos y empezamos a explorar las palancas en el lado cerrado. Mediante este ejercicio aprendemos a desviar y realizar una palanca hacia nuestro lado abierto, es decir, hacia la pierna atrasada y a tirar de la estructura contrarresistencia utilizando la fuerza de las piernas y la estructura de la cadera.

4. Dos manos, Método de empuje de manos de “Desviar individual y neutralizar”

Posicionamiento de los practicantes: Ambos con paso de arco con la pierna derecha adelantada. La persona que va a empezar empujando (A) está con su peso detrás y ambas manos apoyadas sobre el antebrazo izquierdo (muñeca y codo) de la persona que va practicar la palanca (B). Continuar leyendo «Empuje de manos a pie fijo de las 8 Estructuras de Disco – Método 4»

Manos sensibles, lecciones sutiles

En la andadura que supone el Tai Chi Chuan, muchos son los pasos que hay que dar. No todos son para avanzar, en ocasiones toca retroceder. A veces hay que pararse a meditar y otras hay que observar con atención; sin perder nunca el centro.

Cuando se le propuso a Javier Arnanz una serie de cursos sobre las bases del empuje de manos, este era el espíritu. Avanzar en el conocimiento a veces requiere retroceder a las bases y asentarlas de nuevo para remozar las ideas.
En este primer taller se nos obligó a prestar una enorme atención a los aspectos básicos del Zhan Nian Jin: la energía de adherir pegar, dejándonos un montón de trabajo para una buena temporada. Continuar leyendo «Manos sensibles, lecciones sutiles»

Empuje de manos a pie fijo de las 8 Estructuras de Disco – Método 3

Los primeros métodos nos enseñan a trabajar ante empujes rectos, neutralizarlos y a volver en la misma línea pero en sentido opuesto. Con este nuevo método empezamos a explorar como llevar la energía hacia la diagonal mediante el uso de palancas y como neutralizar esas técnicas. Mediante este ejercicio aprendemos a desviar y realizar una palanca hacia nuestro lado cerrado, es decir, girando hacia el lado de la pierna adelantada.

Método 3: Dos manos, Método de empuje de manos de “Empujar y Desviar”

Posicionamiento de los practicantes: Ambos con paso de arco con la pierna derecha adelantada. La persona que va a empezar empujando (A) está con su peso detrás y ambas manos apoyadas sobre el antebrazo derecho (muñeca y codo) de la persona que va practicar el desvío (B) de la misma manera que se partía en el método 2. Continuar leyendo «Empuje de manos a pie fijo de las 8 Estructuras de Disco – Método 3»

Simplemente, sentirse siempre un principiante, esa es la clave para aprender

Los días 25 y 26 de mayo, se celebró en Valladolid un seminario de Empuje de manos (Tui Shou), a cargo del Maestro Luis Molera.

Era la primera vez que visitaba nuestra ciudad, yo tenía muchas ganas desde hace años de que nos acercase su curioso y a la vez interesante Tui Shou, el más variado que he conocido en todos mis años de práctica.

La sesión del sábado empezó con una breve presentación de los participantes, de Salamanca Huelva y la mayoría de Valladolid. Continuar leyendo «Simplemente, sentirse siempre un principiante, esa es la clave para aprender»

Empuje de manos a pie fijo de las 8 Estructuras de Disco – Método 2

En el artículo anterior establecimos las bases para entender como empujar, recibir una fuerza y neutralizarla en el plano horizontal con una sola mano. El entrenamiento concienzudo de ese ejercicio establecerá unas bases sólidas para todo lo que vendrá a continuación. A partir de este momento los ejercicios explorarán diferentes situaciones, líneas de fuerza e intercambios de energías más elaborados. Del siguiente ejercicio existen variantes muy populares que analizaremos más adelante, pero en primer lugar nos centraremos en su aspecto más técnico y simple con el que trabajar destrezas básicas de una forma clara. Continuar leyendo «Empuje de manos a pie fijo de las 8 Estructuras de Disco – Método 2»

Empuje de manos a pie fijo de las 8 Estructuras de Disco – Ba Pan Jia Zi Dingbu

Muchos practicantes de taichí quieren practicar empuje de manos pero no disponen de una buena metodología para entrenar. El currículum tradicional nos da las herramientas necesarias para avanzar en nuestra práctica. Aunque el trabajo con un instructor cualificado es necesario, a continuación, en una serie de reportajes, presentaremos las guía básicas para el entrenamiento de algunos de los ejercicios básicos más conocidos del empuje de manos. Continuar leyendo «Empuje de manos a pie fijo de las 8 Estructuras de Disco – Ba Pan Jia Zi Dingbu»

Estructura, principios y energía del Tai Chi Chuan en Zaragoza

El fin del 2 y 3 marzo reanudamos la 2ª parte del libro que Manolo Mazón comenzó a leernos en Noviembre pasado, sobre las técnicas de estructura, principios y energía del Tai-Chi Chuan.

Por la forma en que Manolo conduce esta clase, al volver a surgir las palabras Peng, Lu, Ji, An, Cai, Lie, Zhou, Kao… son reconocidas por nuestra mente, se han convertido en algo nuestro y sabemos que el buen hacer y la enseñanza de nuestro maestro hacen posible que esto ocurra. Continuar leyendo «Estructura, principios y energía del Tai Chi Chuan en Zaragoza»

Seminario empuje de manos con Sam (cai-lie-zhou-kao agosto 2012)

Por Teresa Antón

Cuatro intensos días dedicados a profundizar en las cuatro energías diagonales del taichichuan: cai, lie, zhou y kao. Sam nos sumergió en el estudio de estas energías, desde el prisma de las cuatro energías cuadradas: peng, lu, ji y an, de modo que su conexión permaneciera siempre evidente. Al verlas juntas y aprender a identificar el momento en que el cuadrado cambia a la diagonal y viceversa, resulta más fácil entender en qué contexto tiene sentido utilizar cada una de ellas, o quizás sea más preciso decir, en qué contexto aparece cada una de ellas y podemos expresarla. Continuar leyendo «Seminario empuje de manos con Sam (cai-lie-zhou-kao agosto 2012)»

Cerramos el ciclo de seminarios de manos sensibles al empuje de manos

Este fin de semana hemos tenido el último de los cinco seminarios, del ciclo con el currículum completo de trabajo en parejas dentro del taijiquan estilo yang. Durante todo el curso hemos visto Manos sensibles: estructura corporal, como conectar y mantener esa conexión, concepto de espacio personal; Ocho Métodos de Disco (Ba Pan Jia Zi Dingbu). Recibir, neutralizar y emitir en diferentes contextos. Estudio de las neutralizaciones ante empujes directos a una y dos manos, luxaciones a los brazos, presiones y estoques de palma; Cuatro Manos (Sizheng Tuishou): estudio de las cuatro energías cuadradas (peng, lü, ji, an) en el ejercicio clásico junto con la revisión de diferentes métodos de invertir el círculo Continuar leyendo «Cerramos el ciclo de seminarios de manos sensibles al empuje de manos»

Crónica del curso de Dalú AprendeTaiChi – A.E. de Kuoshu

Esta es mi primera vez que he practicado el empuje de manos. Solo había aprendido las formas y creo que es una manera de no quedarse con una coreografía vacía. Es una oportunidad para sentir las líneas de fuerza del oponente, a sentir la alineación. Aquí note como se puede aprender a sentir cuando hay algo mal en la estructura corporal. Con la retroalimentación del oponente se aprende a corregir la estructura; como la tensión en el cuerpo le da al oponente un identificador para agarrarse; como hay que intentar seguirle cuando avanza y como hay que adherirse cuando se retira. Continuar leyendo «Crónica del curso de Dalú AprendeTaiChi – A.E. de Kuoshu»

El juego del empuje de manos – reglamentación para la competición

Prefacio al Reglamento (por Sam Masich)

“¿Quieres empujar?”

La imagen de dos practicantes de taijiquan de pie, intentando empujar y tirar del otro para hacerle perder el equilibrio, se ha convertido en algo frecuente, a medida que el taijiquan ha ido emergiendo como un fenómeno global. Para muchos practicantes, este juego sirve como un sencillo test, para ver dónde están en su práctica de tuishou, y hay muchas versiones, oficiales y oficiosas, de este pasatiempo. Junto a la práctica de la forma individual de mano vacía, el empuje de manos es la actividad más popular entre los practicantes de taijiquan y es la que prevalece en el ámbito de la práctica en parejas. Continuar leyendo «El juego del empuje de manos – reglamentación para la competición»

Vista atrás sobre un fin de semana con Cuatro Manos

Por Puri Farraces

Acabo de ver el video de este último curso y viéndolo todavía siento ese cosquilleo de excitación cuando vas a hacer algo nuevo.

No puedo hablar del Tuishou a niveles teóricos ni prácticos, pero sí puedo hablar de lo que nos apasiona, nos gusta y motiva para seguir aprendiendo y mejorando, seguir adquiriendo nuevos y mejores conocimientos. Continuar leyendo «Vista atrás sobre un fin de semana con Cuatro Manos»

Seminario ocho métodos de disco

Uno dos tres…cinco, ocho métodos de disco. Una mano, dos manos, círculo horizontal, neutralizar, realizar una palanca, liberar la presión, empuje descentrado. Que clase de lenguaje era ese?.  ¿Qué eran todos esos movimientos tan desconocidos?.  Tan parecidos que no podía diferenciar cuando se producían los cambios?.  No podré con esto. No lo entiendo. No lo capto. Cada vez estaba más oscuro.

Cuando Javier nos anunció el ciclo “de manos sensibles al Empuje de manos”, pensé: esta es mi oportunidad de descifrar el lenguaje, de conocer los movimientos. Este es mi Ciclo. Continuar leyendo «Seminario ocho métodos de disco»

Crónica del seminario de Jueshou

Por Teresa Antón.

Por fin llegó este fin de semana!  Desde que Javier anunció que iba a montar esta serie de seminarios, sobre el empuje de manos en el estilo Yang, he estado esperándolos como agua de mayo. Son temas que también vemos en clases entre semana, es cierto, pero concentrar el trabajo de todo un fin de semana, es algo que deja huella y se nota luego en la práctica (espero!). Continuar leyendo «Crónica del seminario de Jueshou»

Quinto campamento de verano con Sam Masich

Por Teresa Antón

“… La destreza en el empuje de manos del taiji requiere el entendimiento de varias energías cinéticas (jin). Hace cuatro años Sam comenzó la presentación de 25 energías básicas del empuje de manos en Madrid, empezando con el zhan-nian jin o “energía de pegarse” y aprendiendo las operaciones básicas esenciales para mantener un punto de conexión firme y relajado. En este excitante evento de cuatro días que realizaremos este año revisaremos esos conceptos junto con las energías ting (escuchar), dong (comprender), jie (recibir), hua (neutralizar), yin (atraer), na (sellar), fa (emitir), jie (tomar prestado), kai (abrir), he (Cerrar), ti (elevar) y chen (hundir). Desde aquí, estaremos preparados para el estudio de peng, lü, ji, an  …” Continuar leyendo «Quinto campamento de verano con Sam Masich»

De las manos sensibles al empuje de manos

En la actualidad la experiencia del empuje de manos es una asignatura pendiente para una gran cantidad de practicantes de taijiquan y entre los que lo practican, generalmente se limitan a realizar unos ejercicios simples y pasan a continuación a realizar empuje libre, sin un método determinado.

Las bases de cualquier kung fu se basan en prolongar el entrenamiento de los primeros pasos durante mucho tiempo para que cuando sea necesario aproximarnos a un oponente, uno busque los atajos inconscientemente. Continuar leyendo «De las manos sensibles al empuje de manos»