Crónica de un fin de semana con el Abanico

Una vez más, Manolo Mazón nos ha regalado un magnífico seminario de Tai Chi con Abanico. A pesar de que solo he podido asistir un día, para mi ha sido una clase intensiva e intensa, en la que hemos podido apreciar las perlas que nos ha ofrecido y nos hemos beneficiado de los matices del método por separado en nuestra práctica personal y en grupo.

Hemos tenido la ocasión de practicar la Forma de Abanico Dragón Volador 1ª Sección, desde el conocimiento detallado, en el que hemos aprovechado y corregido posturas y movimientos.

La parte inicial de la clase tuvo como objetivo principal la práctica de estiramientos y ejercicios específicos y complementarios incluidos dentro de la actividad de Tai Chi.

La segunda parte de la clase, Forma Abanico Dragón Volador 1º Sección, inicio y ejecución de los movimientos, donde cada uno de ellos, era analizado y reproducido con exactitud precisando sus detalles y las diferentes aplicaciones marciales, que practicamos en pareja y que se encuentran “escondidas” dentro de la Forma y nos ayudan a entender y avanzar en el sentido de esta.

Una vez más, la clase impartida por Manuel Mazón ha sido magistral, contagiándonos a todos, su pasión por enseñar y su motivación.

En suma, tres horas y media de puro Tai Chi Chuan, que nos han dejado un exquisito sabor de boca, en espera de nuevos encuentros. Por último, quiero expresar mi agradecimiento a todas las compañeras que me ayudaron mucho.

Abrazos y hasta pronto..!

María José Gala Orgaz

 

Este fin de semana Manolo Mazón ha estado en Madrid. Desde el viernes día 1 nos regaló su buen saber sobre las técnicas básicas de Taichí. Manolo es el nexo común de los diferentes estilos y conocimientos de las personas que congrega. Todos nos llevamos lo que necesitamos saber.

El Abanico del Dragón Volador en su 1ª parte quedó perfectamente explicada y practicada en sus aplicaciones marciales. Aplicaciones que podemos también aplicar en nuestra práctica y enseñanzas de nuestros estilos de Taichi particulares.

Gracias, Manolo, una vez más por compartir con tanta generosidad tu vasto conocimiento sobre esta bella disciplina.

Ascensión Rojas