Crónica del Seminario Tai Chi con Abanico e Iniciación a las Palmas de Buda

Por Paz, Mayte, Judith

El pasado fin de semana (7 y 8 de mayo) hemos tenido la suerte de contar con Manuel Mazón en Boadilla del Monte (Madrid) para que nos enseñara la segunda parte de abanico. Decir que me ha encantado el seminario, posiblemente no añade nada nuevo a lo que seguro siempre se dice, pero es así: un verdadero placer aprender de él y dejarse enseñar ( a pesar de que irremediablemente me sigue acompañando mi torpeza…), porque poco a poco, y sin darte mucha cuenta de ello,  al final acabas sabiendo que detrás de este movimiento viene el otro, que ponemos el abanico así porque es un corte allá, que esto es un empuje y esto parar una patada… en fin, que sales con la impresión de haber estado sumergido en la magia de lo intangible, de lo imaginado, de lo imposible, pero que por una vez, con abanico en mano,  se ha transformado en realidad.

Que sepas Manolo, que  somos muchos los que esperamos, desde ya mismo, el próximo encuentro.

Paz Piñel

 

Este fin de semana nos reunimos en Boadilla del Monte para aprender tai-chi con Manolo Mazón. La experiencia ha sido muy gratificante. En esta ocasión aprendimos la segunda parte de la forma “el dragón volador” de tai-chi abanico. Para mí, el nombre es evocador de la energía que esta forma genera y moviliza. En alguna parte he leído que el dragón es el símbolo del poder espiritual supremo.

Es el primer seminario de tai-chi al que acudo y no puedo expresar con palabras el impacto que ha tenido en mí la experiencia.  La práctica del fin de semana me ha elevado la energía. Lejos de estar cansada, es como si me hubieran dado cuerda.

Lo que más me ha gustado es la capacidad de Manolo para explicarnos con calma y paciencia cada movimiento, el porqué de los mismos y algunas claves respecto a la estructura, las posiciones, que te permiten avanzar mucho más rápido, captar mejor la esencia del tai-chi y movilizar la energía.

Judith Redoli

 

Soy practicante de Tai Chi Xin Yi desde hace bastante tiempo y reconozco que me enganché desde el primer día, sobre todo gracias a mi instructora Inés Rueda, que es un ángel.

Desde que descubrí las actividades de Manuel Mazon,  siempre había deseado recibir una clase magistral pensando que me gustaría, y este fin de semana he tenido la oportunidad.

La verdad es que no me ha gustado… ME HA ENCANTADO, me quedé prendada y fascinada por el buen hacer de Manolo, por su cercanía y su entusiasmo por enseñar.
Ha sido increíble lo que EL trasmite y como te hace sentir parte del grupo y lo fácil que hace el aprendizaje.

Sólo un pequeño detalle… se me hizo cortísimo el curso y estoy deseando tener un encuentro, un taller, un curso o lo que sea, para poder seguir admirando a este gran maestro. Gracias de verdad

Mayte Gutierrez