El tai chi Bone

Por Guillem Bernadó

Introducción al Tai Chi Chuan mediante el uso del instrumento de madera llamado “hueso Taichi”

El uso del “Taichi Bone” como parte integrante de la didáctica del del Tai Chi Chuan, tiene una historia evolutiva de cerca de 200 años. Al inicio se usaban, como instrumentos para mejorar la salud, el “Bastón de Taichi” y la “Pelota de Taichi”. Progresivamente su uso se extendió también al entrenamiento marcial, sobretodo la “Pelota Taichi”, de varios pesos y hasta 12 kg, con la que se ejecutaba la forma respetando los principios del Taichi. Por su lado, el “Bastón” era más usado en las artes marciales provinentes del Shaolin Chuan. Una variante era el trapo húmedo, con el cual se entrenaban las técnicas de presa y luxación.

El entrenamiento

El “Taichi Bone” está formado por ocho métodos de base, que pueden ser practicados por todo el mundo sin ninguna dificultad.

Es un instrumento hecho con una madera especial de Borneo, ligero y fácil de transportar, y que en ausencia de un compañero puede ser usado para el entrenamiento marcial en pareja.

Los métodos de masaje llamados “Golpear”, “Percutir”, “Rodar” y “Andar” estimulan la circulación de la sangre y del sistema linfático, trabajando de acuerdo con los principios de la reflexología y la digitopresión.

Por otro lado, los métodos llamados “Levantar”, “Balanceo”, “Atornillar”, “Comprimir”, “Empujar”, “Tirar”, “Agarrar”, “Mantener”, “Torcer”, “Vibrar” y “Lanzar” sirven no solo para reforzar los dedos, palmas, muñecas, codos, hombros, cintura/caderas, muslos, rodillas y tobillos, sino también para coordinar la sincronización de las acciones de éstas 9 zonas, realizando aquello que en los “Clásicos del Tai Chi” viene definido como: Las tres armonías externas – Pies/manos, Rodillas/Codos, Caderas/hombros.

Muchas personas empiezan su aprendizaje en la práctica del Taichi aprendiendo la Forma. La Forma de Taichi es un complemento final de una búsqueda personal de los principios del Taichi, que son estudiados separadamente y con métodos simples y eficaces. El movimiento coordinado de una sola de estas tres armonías es algo muy difícil de hacer. Con éste método se da la posibilidad de estudiar primero separadamente, juntándolo luego, una nueva manera de conseguir el “cuerpo Taichi”.

El trabajo sucesivo consiste en el desarrollo de la Mente (Yi). Mientras en la primera fase la Mente está en el cuerpo, en la segunda fase el Cuerpo estará en la Mente. Utilizamos un sistema físico para entrenar y desarrollar capacidades mentales nuevas, gracias a las cuales podremos acceder a la “Mente Profunda” –Yuan Shen- o Mente del Buddha, Mente del Tao…que lo contiene todo.

Gracias a una práctica diaria de 20 minutos, se puede reducir el estrés, emociones negativas, ansiedad, miedo, mejorando así la calidad de vuestra vida diaria. Esto es solo un punto de partida, y no de llegada.

Practicando por un largo período de tiempo, se desarrollará ese tipo de fuerza conocido en el mundo del Taichi como “PENG JIN” –  un nuevo tipo de cuerpo que gracias a la expansión desde el interior hacia el exterior puede soportar golpes físicos, y también proteger y mejorar el trabajo de los órganos internos- y como “JIN” – Fuerza Elástica Interna-, que son cualidades fundamentales para el estudio del aspecto marcial del Taichi.

YUAN SHEN – Escuela de Tai Chi Chuan y Artes Internas (GIRONA)
 www.yuanshen.es