Crónica de otro viaje para trabajar con Manolo Mazón

Por Nena Alonso

Esta vez ha sido en Coslada (Madrid), el 21 y 22 de Abril y el curso de abanico: “El Dragón Volador”

Había oído algo sobre esta forma y la conocía de haber visto un vídeo en AprendeTaiChi.com, y me picó la curiosidad; y pensé que, dándolo Manolo, seguro que me iba a gustar.

Y así ha sido. Hemos sido treinta y tantos, y el trabajo súper bien. Manolo, como no, ha estado a la altura.

La calidad de su enseñanza, su experiencia, y su calidad humana, ha hecho que todos nosotros, los alumnos, entráramos en la dinámica (difícil) de la comprensión y la práctica, en los diferentes niveles de aprendizaje.

Ha explicado, enseñado y compartido. Ha hecho un trabajo ameno y divertido. Ha logrado que los participantes nos interesáramos, comprendiéramos, compartiéramos y nos divirtiéramos. Ha conseguido que lo hiciéramos y lo aprendiéramos. Todo al mínimo detalle, al movimiento más pequeño.
Y sin perder el humor.

La práctica fue de gran intensidad y atención, pero ha logrado que aprendiéramos jugando y divirtiéndonos.

¿Cuántos kilómetros tendré que hacer la próxima vez?. Porque, por supuesto, habrá una próxima vez.

Ah!, gracias Manolo por invitarme a comer y llevarme al tren; te debo una.