murcia1Y aquí estoy yo, una verdadera novata de las artes marciales. Dicen que las cosas suceden siempre por algo, que la casualidad no existe y lo creo firmemente. Este viernes pasado, el día 16, tuve la suerte de poder asistir de forma gratuita a un taller de defensa personal con Manolo Mazón. Fui acompañando a una persona experta en Taichí Chuan y Chikung (para la salud), la cual me instó a disfrutar el taller suponiendo que yo no me apuntaría a un curso intensivo en donde se practicaría un Taichí marcial, sobre todo por mi falta de experiencia con el Taichí. Pues bien, reconozco que el Taller supero todas mis expectativas, me dio a conocer a un Maestro que fue todo un descubrimiento para mí que siempre hasta ese momento me había sentido frustrada cada vez que había intentado practicar Taichí. Manolo consiguió que yo entendiera cada movimiento, cada cambio que hasta entonces era solo como un baile, le dio al taichí el sentido que tiene, ya sea para la salud o para la defensa, lo impregnó de su porqué.

Con una sola clase de tan solo una hora, me sentí absolutamente atraída y con ganas de seguir aprendiendo la forma, el método y la aplicación. El sábado comencé el seminario de Tui Shou aplicado a los diferentes movimientos del estilo Yang practicando la forma simplificada de 37 movimientos de Cheng Man Ching, primero la forma, después el método y por último la aplicación. A cada paso Manolo nos hacía parar y experimentar por parejas las energías que envolvían cada movimiento, sentir en las piernas, las ingles o la cintura el fluir de la energía y como la transformábamos en yin o yang según la intención. Aprendí las distintas energías implícitas en cada movimiento de mi cuerpo (peng, lu, ji, an,…) como yo podía despedir a metros de mi a cualquier atacante con tan solo aprovechar su fuerza centrífuga y mi equilibrio.

Pero vamos, esto creo que es conocido por muchos a los que las artes marciales le gusten. Lo que para mí es un descubrimiento en verdad es el maestro Manolo Mazón, una persona tan sencilla que hace que todo surja fácil, como cuando éramos pequeños y aprendíamos jugando, se nota que le apasiona lo que hace.

Una vez le pregunte a un buen maestro que técnica me recomendaba y él me contestó ; …Yo no recomiendo técnicas, yo recomiendo maestros que las enseñan.

Y yo sin ser maestra de nada recomiendo a Manolo Mazón por su dedicación, profesionalidad y buena didáctica a la hora de enseñar.

A sido un placer inesperado este seminario y ya estoy deseando que comience el próximo que creo que será en Abril.

 

Anabel Ortega

 
murcia3Una vez más Manolo Mazón nos ha visitado a Murcia, hemos tenido otro fin de semana lleno de Tai Chi Chuan de calidad y como siempre ha estado genial. Comenzamos el pasado viernes con un taller de defensa personal y posteriormente seguimos el sábado y domingo con Tui Shou aplicado a los diferentes movimientos del estilo Yang.

En un ambiente muy agradable nos volvimos a juntar compañeros de otros seminarios y otros que se incorporaron a este, todos ellos fantásticos. Fuimos desgranando los movimientos más significativos del Tai Chi Chuan (cepillar la rodilla, látigo simple, coger la cola del pájaro, …), de base trabajábamos la forma simplificada de 37 movimientos de Cheng Man Ching. En cada movimiento nos parábamos, una y otra vez, para ver las energías básicas que contenía (peng, lu, ji, an,…), los cambios continuos que se producían de yin a yang o de yang a yin en el continuo fluir que es el Tai Chi Chuan, prestando atención a nuestra a raíz, a nuestra estructura corporal, todo ello haciendo mucho hincapié en respetar los principios fundamentales dictados por Yang Chen Fu. Un trabajo importante y específico de caderas, cintura e ingles, dándole la importancia que tiene para desarrollar una buena estructura que en muchos casos se obvia. Los diferentes movimientos iban acompañados de trabajo en pareja para poder experimentar a través de métodos las diferentes energías, de tal manera que este trabajo nos lleva a comprender el movimiento que se hace en la forma, a vivenciarlo y encontrarle sentido cuando la ejecutas, de esta manera el trabajo en parejas enriquece el trabajo individual de la forma (que es la parte yin del Tai Chi Chuan) y el trabajo individual enriquece el trabajo en parejas (parte yang), llegando a complementarse.

De este modo vamos creando una buena cimentación para seguir construyendo Tai Chi Chuan. Hay un largo camino por recorrer, pero que con un buen guía como es Manolo y acompañado de la gente tan fantástica con la que me he encontrado en el seminario estoy convencido de que será posible recorrerlo y además de forma gratificante.

En abril más, hasta entonces a seguir trabajando y digiriendo los conceptos aportados por Manolo Mazón. Gracias a todos.

Ricardo Fresno

murcia2