El pasado 21 y 22 de Diciembre en Madrid en el Centro Taio Doyo se realizó un seminario de Taijiquan a cargo de Manuel Mazón, profesor de taichi y kungfu de reconocido prestigio en toda España que reside en Valladolid.

”Principios, aplicaciones, energías y forma” nos dio la oportunidad de estudiar la estructura, principios y energías del Tai Chi Chuan, realizando sencillos ejercicios por parejas de empuje de manos basados en movimientos extraídos de las formas. Pudimos, también, aprender sus aplicaciones para la defensa personal que nos ayudaron a profundizar en su comprensión mejorando sustancialmente nuestra práctica. Para la mayoría de los asistentes, que contábamos con algunos años de práctica, ha sido una nueva toma de contacto con la práctica del tui shou.

Hay que sincerarse y reconocer que nuestro empuje de manos es muy mejorable, pero avanzar en el conocimiento a veces requiere retroceder a la base. Precisamente por esto, hemos aprovechado la profesionalidad de Manuel, su buen carácter, el interés por enseñar algo que le apasiona, y como no, el sentido del humor que hizo de todo esto una experiencia muy enriquecedora y productiva.

Las expectativas que teníamos se han cumplido con creces. El gran contraste con nuestros estilos de origen, ha resultado una experiencia muy enriquecedora, y Manuel, nos ha introducido en las claves de esta interesante práctica. Respondiendo a todas nuestras múltiples preguntas de manera exhaustiva y amena. Siempre con ejemplos prácticos de cada uno de los movimientos de la primera parte de la forma y de las aplicaciones de las Ocho Energías. Perfecta integración entre la forma, el tuishou y el empleo adecuado de la estructura corporal bajo unos mismos principios, lo que produce una tremenda eficacia con gran economía de movimientos.

El empuje de manos (Tui-shou) es una parte fundamental del taijiquan y quizá una de las menos exploradas. Es, realmente una prueba para examinar el nivel de casino destreza que hemos adquirido con nuestra práctica y nos muestra en qué fase del aprendizaje nos encontramos. Según la teoría del Taijiquan se dice que en el tuishou ejercitamos el conocimiento propio y el del contrario. Así, practicar las fuerzas del Taijiquan durante el tuishou es la única forma de medir y comprobar hasta dónde ha llegado nuestro nivel marcial.
Como practicante de Taijiquan, este paseo por los principios básicos del tui shou, se lo recomiendo a todo practicante de cualquier estilo que quiera tener una visión más amplia de este arte marcial interno. Manuel Mazón resulta un guía excelente que no solo lo domina, sino que lo vive, lo disfruta, lo transmite y … produce ganas de repetir y ampliar la experiencia.

Agradecer, por último la gran sorpresa de ese pequeño “gran” taller de espada que nos permitió aumentar la destreza en la utilización de esta elegante arma.
Ahora solo nos queda, como siempre tras los cursos, pensar qué debemos mejorar para poder avanzar en nuestra práctica. 

Esther Corral


Canto de la Lucha

Peng, lu, ji, an; debéis conocerlos perfectamente,
Lo alto y lo bajo se siguen uno al otro, (para que) el
adversario avance con dificultad.
Dejo que se acerque para atacarme con fuerza inmensa,
Y tiro de cuatro gramos para desplazar mil kilos.
Le obligo a avanzar para que caiga en un hueco,
cerrando su ataque;
Establezco contacto, enlazo, me adhiero y le sigo, sin
perder el contacto ni resistirme.