Con los métodos anteriores aprendimos a trabajar con empujes rectos y empezamos a explorar las palancas en el lado cerrado. Mediante este ejercicio aprendemos a desviar y realizar una palanca hacia nuestro lado abierto, es decir, hacia la pierna atrasada y a tirar de la estructura contrarresistencia utilizando la fuerza de las piernas y la estructura de la cadera.

4. Dos manos, Método de empuje de manos de “Desviar individual y neutralizar”

Posicionamiento de los practicantes: Ambos con paso de arco con la pierna derecha adelantada. La persona que va a empezar empujando (A) está con su peso detrás y ambas manos apoyadas sobre el antebrazo izquierdo (muñeca y codo) de la persona que va practicar la palanca (B).

El ejercicio comienza cuando A realiza el empuje y B, al estar recibiendo desde su lado cerrado, realiza la neutralización al llevar el peso atrás y permitir que gire la cadera. Una vez neutralizado el empuje su mano izquierda atrapa la muñeca de A y con el antebrazo derecho realiza una palanca a la altura del codo. A, para evitar la luxación, hunde su codo y manteniendo la mano de canto (pulgar hacia arriba), eleva los dedos, haciendo que cambie el ángulo de agarre de B. En esta posición lleva el peso hacia atrás, utilizando el empuje de su pierna avanzada (izquierda) y arrastrando en el proceso, la mano que estaba siendo agarrada por B. La trayectoria de la mano de A debe ser una línea recta desde la posición inicial hasta donde termina, evitando tirar con el hombro. Llegará un momento en el retroceso de A en el que B dejará de tirar o perderá su base y permitirá que A extienda su brazo y comience a hacerle la luxación, invirtiendo los papeles en el ejercicio.

Para una práctica correcta, la persona que está haciendo la luxación, una vez neutralizada debe mantener la energía de tirar y por lo tanto, el agarre, para que el otro pueda practicar el arrastre. Empezar en un primer momento con energía suave y constante y según se vaya alcanzando destreza en neutralizar la palanca y en arrastrar al compañero, ir gradualmente haciendo el ejercicio más intenso.