El pasado domingo 27 de octubre Javier Arnanz nos deleitó con su refinada y detallista enseñanza del arte del Tai Chi Chuan. En un intenso taller de tan sólo dos horas nos adentramos en conceptos básicos y muchas veces olvidados que todo practicante de Tai Chi Chuan debería utilizar en su entrenamiento diario, sostener y descansar, adherir y seguir, no separarse, no resistir, mantener una estructura correcta y un centro y raíz estables, así se consigue la conexión, y sin conexión no puede haber empuje de manos.

Todo esto fue sólo un pequeño preámbulo online casino de lo que nos espera en los próximos talleres en la ciudad de Salamanca. Se abre un ciclo de seminarios en el que desarrollaremos un currículo completo del Tuishou del estilo Yang tradicional, una oportunidad única, de las que no se deben desaprovechar.

La próxima cita el fin de semana del 9 y 10 de noviembre, en el que trabajaremos “Jue Shou”, manos sensibles, en profundidad, embarcándonos en la aventura que nos llevará “de las Manos Sensibles al Empuje de Manos”.

David Gómez