Los primeros métodos nos enseñan a trabajar ante empujes rectos, neutralizarlos y a volver en la misma línea pero en sentido opuesto. Con este nuevo método empezamos a explorar como llevar la energía hacia la diagonal mediante el uso de palancas y como neutralizar esas técnicas. Mediante este ejercicio aprendemos a desviar y realizar una palanca hacia nuestro lado cerrado, es decir, girando hacia el lado de la pierna adelantada.

Método 3: Dos manos, Método de empuje de manos de “Empujar y Desviar”

Posicionamiento de los practicantes: Ambos con paso de arco con la pierna derecha adelantada. La persona que va a empezar empujando (A) está con su peso detrás y ambas manos apoyadas sobre el antebrazo derecho (muñeca y codo) de la persona que va practicar el desvío (B) de la misma manera que se partía en el método 2.

El ejercicio comienza en esta posición cuando A empuja con ambas manos al centro de la estructura de B, tratando de presionar en dirección a la columna. B recibe en primer lugar de la misma manera que en el método 2, utilizando el recorrido de la cadera para darse tiempo a recibir el empuje. Una vez hecho elevará la mano derecha describiendo un arco cuyo centro es el codo, que se mantiene abajo, atrapando la muñeca derecha de A y apoyando la parte palmar de su muñeca sobre el codo de A que previamente ha orientado hacia arriba con su agarre. En esta posición b rueda su muñeca izquierda por encima del codo derecho de A mientras continúa girando su cintura hacia su lado cerrado (derecha) con la intención de aumentar la palanca sobre el codo de A. es muy importante hasta este punto que toda la neutralización sea un continuo, es decir, que desde el punto de vista del que empuja, no sienta que han atrapado su brazo y lo han sacado fuera sino que progresivamente su empuje se ha desviado hacia fuera.

Llegados a esta posición en la que B ha alcanzado la máxima tensión sobre el brazo de A, B libera la presión y ambos practicantes vuelven a la posición de partida empezando a empujar en este momento B.

Es fundamental para la práctica del ejercicio en un primer nivel, que la persona que realiza la palanca, ceda la presión para permitir la continuidad de este trabajo. Una vez que esté dominada la manera de llevar al oponente a la luxación, la persona luxada se librará extendiendo en la línea que marca el dedo índice de su mano derecha y una vez que la presión cede sobre el codo, prolongar esa misma línea describiendo un círculo por detrás de la espalda de B. Esto hará que B reciba una fuerza lateral a través de su propia palanca lo que le obligará, para no perder el equilibrio a soltar la presión, permitiendo que el ejercicio se reinicie.

 

Ahora sólo queda practicar, practicar y practicar.

 

Imágenes de Jose María (Chema) Velasco
Descripción de los ejercicios por Javier Arnanz
Todo este material es un extracto de los contenidos del Curso “Los 8 Métodos de Disco” impartido por Javier Arnanz
www.AprendeTaiChi.com