El maestro Wei Shuren nació en Beijing en 1924 y fue un importante, aunque no excesivamente popular, maestro del estilo Yang, siendo el sucesor del Taijiquan Neigong de Yang Jian Hou. Aunque practicó el Taijiquan de la familia Yang desde la más tierna infancia de la mano de varios conocidos maestros de Beijing no fue hasta 1982 que paso a ser discípulo formal de uno de los maestros legendarios de Taijiquan, el gran maestro Wang Yongquan. El maestro Wang Yongquan fue, junto con su padre Wang Zhonglu, uno de los discípulos de Yang Jianhou, siendo compañero de otras grandes leyendas del estilo Yang como Tian Zhaolin e incluso del fundador del estilo Wu, Wu Jianquan. Cabe destacar que el maestro Wang Yongquan gozó de las enseñanzas de Yang Jianhou, Yang Shaohou y Yang Chenfu, recibiendo técnicas de trabajo y cultivo de la energía de transmisión muy restringida, incluida la casi extinguida Lao Liu Lu (ver el reportaje “Los Antiguos Secretos de la Familia Yang. El Legado de Yang Jianhou”).

Wei Shuren estudió de forma muy aplicada avanzando con rapidez prodigiosa, obteniendo un gran aprecio por parte del maestro Wang, además de recibir el encargo de ser su sucesor y transmitir sus enseñanzas a los siguientes discípulos. Wei Shuren ha sido reconocido cómo Gran Maestro en los círculos de Artes Marciales de la China Continental, de Taiwán y de Australia, recibiendo numerosos títulos como el de “Maestro de Gran Saber del estilo Yang” o el de “Consejero de Alto Rango” obtenido gracias a su participación en la “Reunión de intercambio de Tui Shou de las nueve provincias” en 1992, en China continental.

Autor de tres libros acerca del Neigong de la Familia Yang ha realizado una vasta labor en la difusión del estilo Yang antiguo así como de sus métodos de empuje de manos, Wei Shuren fallecía el pasado miércoles 12 de junio a los 89 años, sin duda una gran pérdida para el Taijiquan en general y en especial para el estilo Yang.

Descanse en paz.

David Gómez