Estudios médicos avalan que la actividad física es una forma accesible de prevención y tratamiento sin efectos secundarios ante muchas enfermedades sobre todo de carácter degenerativo óseo y  muscular.

Afecciones como la artritis y otras enfermedades reumáticas causantes de inflamación, rigidez, dolor en las articulaciones y deterioro de tendones y ligamentos, tienen como gran aliado el ejercicio físico para paliar los síntomas y mitigar un mayor deterioro que conduciría a una osteoporosis o desgaste de los huesos. La práctica  continuada de entrenamiento con ejercicios de bajo impacto, que trabajen la flexibilidad, el tono muscular y la estabilidad postural mantendrá los músculos flexibles, la movilidad articular y preservará la estructura ósea y sus funciones.

El ejercicio físico además de fortalecer el cuerpo ayuda a liberar tensiones físicas y anímicas ya que proporciona sensación de bienestar y estimula la autoestima. Las gimnasias suaves de origen oriental son un buen método de entrenamiento para iniciarse y una de ellas es el Lu Jong.

El  Lu Jong fortalece el cuerpo y equilibra la mente

El Lu Jong proviene del Tibet y se define como “entrenamiento del cuerpo”, siendo durante miles de años un sistema practicado y guardado en secreto en los monasterios budistas. Actualmente Tulku Lobsang médico, astrólogo  y maestro tántrico budista, ha difundido esta enseñanza a favor de la salud de las personas.

Lu Jong es una técnica corporal activadora de la salud, que basa sus principios en la tradición budista  Tántrica y la Medicina Tradicional Tibetana cuyo fundamento expone que el cuerpo humano se compone de cinco dinámicas de energía cósmicas: espacio, tierra, viento, fuego, agua y tres tipos de energías corporales portadoras de los cinco elementos denominados los tres humores: Lung (Viento), Tripa (Bilis) y Bekken (Flema) cuyas características definen el aspecto físico y psíquico de la persona.

Los cinco elementos, en unión con los tres humores rigen las funciones corporales y los principios metabólicos del organismo circulando por el cuerpo a través de los canales energéticos y donde se destacan tres vías principales: canal lateral izquierdo Kyandma, canal central Uma y canal lateral derecho Roma, confluyendo y ramificándose en los chakras o nudos de energía.

Cualquier desequilibrio originado por malos hábitos de alimentación, condiciones ambientales, de conducta, comportamiento o por causa mental, induce a la alteración de los  cinco elementos y los tres humores ,por tanto, a sus funciones causando la enfermedad y el desorden emocional que se manifiesta en forma de exceso de apego, celos, odio, rabia y ego.

Esto conduce a la mente a crear una falsa realidad y por tanto al sufrimiento.

La Medicina Tibetana en las afecciones degenerativas óseas

Según la Medicina Tradicional Tibetana, la aparición de la artritis y afecciones reumáticas viene por la alteración del equilibrio de Viento, de la Bilis, de la Flema y de la sangre, causando un deterioro del flujo sanguíneo que le impide fluir uniformemente además de intoxicar el fluido de las articulaciones.

Esto es consecuencia de varios factores como: permanecer  largo tiempo en lugares húmedos y fríos, el sedentarismo, malas posturas, movimientos intensos y sobrecargas de peso. También influye una mala alimentación, con demasiados alimentos grasos, salados, amargos, picantes, agrios y dulces (sobre todo de fabricación artificial, ya que contienen conservantes), el té y el café, y por supuesto las preocupaciones.

¿Por qué  practicar Lu Jong?

Los ejercicios de Lu Jong, armonizan y conducen las energías corporales Viento, Bilis y Flema (tres humores) hacia los canales y facilitan la apertura de los chakras. Cuando se equilibra el nivel físico y el nivel energético, el resultado es el equilibrio mental y emocional.
El Lu Jong actúa sobre todo el cuerpo y especialmente sobre la estructura ósea muscular de la columna vertebral, cintura pélvica y articulaciones, siendo muy beneficioso en las afecciones artríticas, ya que ayudan a su prevención y a disminuir sus efectos.
Su base casino online de intensidad es moderada y se adaptada a la condición física de la persona. Emplea movimientos como las flexiones, estiramientos, contracciones, giros y torsiones a los que acompaña un ritmo de respiración relajado y profundo que desbloquea el cuerpo y la mente. Este sistema de entrenamiento mejora la fuerza muscular, fortalece los huesos y los tejidos que sostienen las articulaciones. Favorece la circulación sanguínea y  la de los fluidos corporales hacia todos los tejidos, ayuda  la eliminación de líquidos acumulados y a la transmisión de los impulsos nerviosos hacia los órganos internos.

El Lu Jong, se divide en cuatro sistemas o tablas de ejercicios que trabajan y actúan sobre la base de equilibrio físico y energético del cuerpo, y se configuran como:

  • Ejercicios para la apertura de los cinco elementos.
  • Ejercicios para la movilidad de las cinco partes del cuerpo.
  • Ejercicios para la función de los cinco órganos vitales.
  • Ejercicios para la curación de los ocho estados corporales.

Los ejercicios para la movilidad de las cinco partes del cuerpo, son además específicos para tratar las afecciones de artritis, artrosis y enfermedades reumáticas.

Ejercicios para la movilidad de las cinco partes del cuerpo

Esta serie, consta de cinco ejercicios que trabajan y flexibilizan la zona cervical, la cintura escapular, la cintura pélvica, y las articulaciones de los brazos, las manos, las piernas y los pies.Se realizan sentados en el suelo, aunque se pueden realizar en una silla en función de la dificultad de la persona, en posición de loto, medio loto o del sastre. La posición de sentados es muy beneficiosa para prevenir el acortamiento de los músculos y los tendones de la cadera.

Serie:

Go Yugpa. Mover la cabeza
Aplicaciones: reforzar y dar movilidad a la zona cervical.
Relaja músculos y tendones del cuello. Elimina el dolor de cabeza.

Dschagö Derzin. El buitre agarra
Aplicaciones: enfermedades reumáticas, artritis y artrosis en los brazos y las manos. Da movilidad y flexibilidad a las articulaciones de hombros, codos, muñecas y las falanges de los dedos de las manos. Disuelve la retención de líquidos en estas zonas.

Lingthanze. Formar un triángulo
Aplicaciones: Mitiga el dolor en la zona superior de la espalda, hombros, vértebras torácicas y cartílagos intervertebrales. Mejora los síntomas ocasionados por problemas respiratorios, asma y tos con secreciones. Remite la debilidad del cuerpo y la falta de apetito. Trata las enfermedades de viento y sangre en el torso.

Dorje Rangkor. El vajra giratorio
Aplicaciones: Mitiga el dolor en la zona inferior de la espalda, suelo pélvico vértebras lumbares y el hueso sacro.

Ngamong Dortab. El dromedario se levanta
Aplicaciones: enfermedades reumáticas, artritis y artrosis en las articulaciones de las piernas y los pies. Relaja la musculatura de la espalda y fortalece los músculos abdominales. Aumenta el calor corporal.

Cuando se diagnostica una afección crónica, muchas veces, surge el desánimo.
Tener una actitud positiva y hábitos saludables, ayudará a convivir con ella de forma natural.

Mª Isabel García Monreal
Directora de la entidad deportiva Salud Jingshen
Profesora de Lu Jong
Acreditada por Nangten Melang Internacional  Association con autorización de Tulku Lobsang
Colaboradora docente en el Instituto de Qigong de Barcelona
www.saludjingshen.com
saludjingshen@gmail.com